DECLARACIÓN PÚBLICA: «CISO convoca con urgencia a un nuevo pacto social-político»
Nov 13

DECLARACIÓN PÚBLICA: «CISO convoca con urgencia a un nuevo pacto social-político»

DECLARACIÓN PÚBLICA

«CISO convoca con urgencia a un nuevo pacto social-político»

 

El estallido social que recorre nuestro país nos ha hecho tomar conciencia a todos. El conjunto de demandas que este movimiento ha levantado es insoslayable. Ellas no son solo sociales, también son políticas y todas manifiestan una inminente necesidad de ser acogidas. Ante esta grave situación de crisis, la Corporación de Investigaciones Sociales (CISO) desea hacer un llamado urgente –desde su condición de centro de estudios comprometido con la defensa de los DD.HH. e inspirado por un profundo respeto a las libertades personales, al humanismo laico y a la democracia– a un «nuevo pacto social-político», el cual debe ser construido mediante la colaboración de todos los sectores y actores ciudadanos. Creemos que la profundización de la democracia es la única forma de sembrar un camino que permita lograr la pacificación inmediata del actual escenario de crisis sociopolítica. Para ello, CISO considera fundamental atender a lo siguiente:

1. Reparar, enmendar conductas y poner fin a la violencia:

La paz social inmediata exige justicia y ello implica el reconocimiento tanto de errores como de responsabilidades, los que deben ser asumidos por la impugnada clase política y dirigente de cara a la ciudadanía, con humildad y respeto. Recordemos que únicamente la confianza social, nuestra gran pérdida en los últimos años, permitirá reunirnos como comunidad para trabajar en conjunto por un mejor país. Y es que a pesar de los defectos que aun padece nuestra democracia, lo que verdaderamente parece no haber funcionado es la política, la cual requiere la presencia de un tejido social infelizmente extraviado. En este sentido, es que llamamos tanto a la ciudadanía como al Estado a poner fin inmediato a la violencia. Los condenables actos cometidos por violentistas durante estas semanas han ido acompañados de un cuestionable y desmesurado uso de la fuerza por parte de los agentes guardianes del orden público, una situación que ha puesto en entredicho el respeto a los Derechos Humanos. Esta es una vulneración que no podemos tolerar.

2. Una nueva Constitución para una nueva Institucionalidad:

El cambio de nuestra institucionalidad es inevitable frente a las legítimas demandas sociales que se han expresado en estas últimas tres semanas. El país no resiste más promesas de tipo electoral ni maquillajes superficiales. Nuestra Constitución actual es reflejo de un modelo sociopolítico y económico agotado. Valoramos la propuesta de un Congreso Constituyente; sin embargo, ella no recoge los anhelos de participación directa y profundización democrática que han sido expresados por la ciudadanía, en un contexto de deslegitimación de sus representantes electos. Urge un cambio en la Constitución, pero el modo en que este debe ser ejecutado ha de ser decidido por la ciudadanía mediante un plebiscito de apertura. Ello requiere de una reforma que adicione a nuestra actual Constitución tal posibilidad, la cual permitiría al Presidente de la República convocar a aquel plebiscito, capaz de dotar de voz vinculante a la ciudadanía frente al mecanismo que considere más apto para renovar nuestra carta magna. No debe existir temor a la opinión de la nación. Es urgente que el Gobierno abra las puertas a la innovación, acogiendo con responsabilidad cambios estructurales que permitan tanto a la política como a sus instituciones ubicarse a la altura de las profundas demandas que la ciudadanía ha expresado de forma legítima.

3. Compromiso con el bienestar de la sociedad:

Hoy, quizás como nunca antes, se hace necesario un compromiso transversal en aras del bien común, el que engloba tanto prosperidad y progreso sostenibles y sustentables, desarrollo humano, justicia social, seguridad en un amplio espectro, igualdad de oportunidades, equidad, libertad, solidaridad, y, fundamentalmente, más democracia. Este es el suelo firme a la base de un mejor equilibrio entre un Estado proactivo y un mercado socialmente consciente y responsable.

 

Corporación de Investigaciones Sociales (CISO)

Declaración publicada como inciso (p. 19) en el diario La Tercera, el 13 de noviembre de 2019